Los regantes identifican 117 tomas de agua para ayudar a los ganaderos de Castellón por la sequía

La Conselleria pide la solidaridad de los agricultores para activar un plan que alivie la situación de las explotaciones

Las explotaciones de vacuno  se ven obligadas a recurrir a camiones cisterna para dar de beber a los animales.

Las explotaciones de vacuno se ven obligadas a recurrir a camiones cisterna para dar de beber a los animales. / Mediterraneo

Elena Aguilar

Elena Aguilar

La lluvia que en los últimos días ha caído en Castellón ha dado un pequeño respiro a quienes llevan meses mirando al cielo, pero en absoluto zanja los problemas de sequía que desde hace más de un año amenazan la viabilidad de decenas de explotaciones ganaderas del interiores. De hecho, algunos ganaderos de la comarca de Els Ports han optado ya por sacrificar a sus animales al no poder hacer frente al coste que supone pagar camiones cisterna. Una situación crítica que ha encendido las alarmas de la Conselleria, que ha pedido con urgencia la solidaridad de las comunidades de regantes para que identifiquen y faciliten puntos de tomas de agua desde donde se puedan abastecer los ganaderos.

A través de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva), la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera ha pedido a los agricultores que faciliten la ubicación de pozos y balsas, así como tomas de agua de los cauces naturales para disponer de tres o cuatro puntos por comarca con los que llevar agua a las explotaciones. 

La llamada de la Conselleria ha surtido efecto y en Castellón los regantes han identificado 117, la mayoría en las comarcas del Baix Maestrat y els Ports. Ahora, y según fuentes de la Conselleria que dirige José Luis Aguirre, se está trabajando en la logística tras «varios meses de preparación» y encuestas a ganaderos para detectar los problemas de escasez de agua.

Ayudas directas

La Administración valenciana está ultimando medidas con el objetivo de aliviar la crítica situación por la que está atravesando la ganadería del interior. Sin embargo, las organizaciones agrarias piden mucho más. La Unió Llauradora, por ejemplo, ya ha hecho llegar a la Conselleria propuestas que pasan por activar de manera muy urgente ayudas a la ganadería y a los productores de cereal. «De momento no ha habido respuesta a esta reivindicación», dice Carles Peris, secretario general de esta organización. AVA-Asaja también reclama ayudas inmediatas.

Eso sí, pese a que los ganaderos siguen a la espera de que la administración mueva ficha, por fin hay una buena noticia. Las últimas precipitaciones, aunque no han sido abundantes y todavía no se notan en los embalses, han servido para aliviar la situación de árboles como pinos y alcornoques que se estaban muriendo por la sequía.  

Els Ports pide medidas «ya» a la Diputación y la Generalitat  

Representantes de la Mancomunidad Comarcal Els Ports y de los 17 ayuntamientos que la conforman han mantenido una reunión de urgencia para abordar «la emergencia hídrica» que afecta a este territorio debido a la sequía. En el encuentro se decidió pedir ayuda a la Diputación de Castellón y a las consellerias de Agricultura y Ganadería y Medio Ambiente.

Desde la mancomunidad ya han anunciado su intención de solicitar una reunión con la administración provincial y autonómica para exponerles «la situación de extrema necesidad que vive la comarca» y proponer medidas de emergencia a implementar por parte de los ayuntamientos, la Diputación y la Generalitat. También, al igual que ya lo han hecho las organizaciones agrarias, van a solicitar una línea de ayudas directas y de urgencia para la ganadería, debido al hecho de que es el sector más desabastecido.

La Mancomunidad de Els Ports advierte asimismo de que la situación es dramática. «Algunos municipios llevan meses recurriendo a camiones cuba para el consumo humano. Además, el panorama que se presenta para la temporada estival es alarmante, dado que en julio y agosto se multiplicará la población en la zona con la llegada de veraneantes», apuntan mientras destacan que Ares, Vallibona y Morella son las localidades más afectadas por la falta de agua. «La preocupación en la comarca es máxima, por lo que necesitamos ayuda de manera urgente», sentencian. J. ORTÍ

Suscríbete para seguir leyendo