Los municipios del litoral de Castellón afrontan la breve cuenta atrás hasta el inicio del verano y se preparan con la puesta a punto de las playas, uno de los grandes atractivos de la provincia a explotar con la vista puesta en batir el récord de visitantes durante la temporada. Las localidades, para que esté todo perfecto, ultiman estos días la activación del servicio de socorrismo para blindar los arenales ante cualquier contratiempo, mientras los chiringuitos funcionan ya en muchos casos a pleno rendimiento.