Los médicos tendrán 3 días extra si se van de vacaciones fuera del verano

El colegio de médicos de Castellón piden extender las inversiones y beneficios todo el año

Colas en un ambulatorio en verano, en imagen de archivo.

Colas en un ambulatorio en verano, en imagen de archivo.

Lluís Pérez / Carmen Tomás

Una de las estrategias de la conselleria de Sanitat dentro del Plan de Vacaciones 2024 ha sido ampliar el periodo para que el personal sanitario pueda disfrutar de sus vacaciones. Podrán hacerlo hasta finales del mes de noviembre; lo habitual era que lo hicieran entre los meses de julio y septiembre. El objetivo es poder cubrir así el déficit de sanitarios, principalmente médicos, y tratar que la asistencia sanitaria en verano «esté garantizada» con libranzas más alargadas en el tiempo. Como transmitieron los colegios de médicos, cogerse las vacaciones fuera del verano será voluntario y estará incentivado, pero ¿en qué consiste este compensación voluntaria?

En principio, y mientras Sanitat no lo contradiga, el incentivo por este motivo no es económico, sino que se transforma en más días de vacaciones. Se estipula en el artículo 25 del Decreto 137/2003 del Consell, por el que se regulan la jornada laboral y otros aspectos como las libranzas y las vacaciones. Según este, cuando «a juicio de los responsables» sea necesario «dilatar el período vacacional» y, de forma voluntaria, se disfrute de estas «fuera del periodo ordinario» la compensación se transformará en «la concesión de tres días extra de vacaciones». Es decir que dilatar las vacaciones este año fuera de los meses de julio a septiembre, debe transformarse en tres días adicionales de libranza. 

Recelo entre los sindicatos

Algunos de los sindicatos guardan recelo por la consecución directa de esta compensación por dos cuestiones: por la voluntariedad del decalaje y por la ampliación oficial del periodo de vacaciones hasta noviembre. «¿Qué pasa si no se hace voluntariamente?» «¿Sigue siendo el periodo oficial de vacaciones hasta septiembre?». Tanto CCOO y UGT insistieron en la compensación de los tres días en la mesa técnica, así como en que se haga, realmente, de forma voluntaria «sin coacciones». Además, creen que, una vez más, la «falta de planificación» repercutirá negativamente en el personal, el cual padecerá una «sobrecarga de trabajo» cuando ya de por sí cargan con mucho trabajo acumulado. Sobre el plan estival, se pronunció también ayer Intersindical Salut. Lo calificó de «caótico», además de considerar las medidas incluidas como «insuficientes e improvisadas».

Valoración del colegio de médicos de Castellón

Por su parte, la vocal de Atención Primaria Urbana del colegio de médicos de Castellón, Bárbara del Mazo, valoró, sobre el plan estival, que «cualquier mejora que se haga en atención primaria es buena porque va a repercutir en el resto del sistema (atención hospitalaria, continuada...)». No obstante recordó que atención primaria está ya muy castigada y se requeriría una continuidad en la inversión no solo en verano, sino todo el año, por ejemplo, no limitándose a contratos estivales y dando incentivos de formación. 

 Además, sobre la apertura de los 7 consultorios auxiliares en Castellón, señaló que es una respuesta deficitaria para el volumen y necesidades de la provincia en época estival y en ocasiones estos solo abrirán algunos días en concreto u horas a la semana. En relación al incentivo por doblar cupos de pacientes esta representante recordó que «todo el año cubrimos bajas de compañeros, salidas de guardia, permisos.. por lo que debería contemplarse la compensación todo el año».

Movilidad del personal

Otra de las medidas nuevas este verano es el traslado del personal dentro de la misma macro área, de la misma agrupación sanitaria interdepartamental (ASI). Son ocho y se crearon en febrero mediante el decreto de asistencia integral sanitaria. Suponen un nuevo marco de trabajo. «Todas nuestras estrategias de gestión se basan ahora en esta unidad organizativa», explicaba ayer el conseller de Sanidad, Marciano Gómez. La normativa establece que un sanitario pueda desplazarse a otro centro sanitario de su misma área por un máximo de 90 días y, aunque inicialmente en el decreto no se especifica, Sanidad asegura que el traslado será «voluntario».

Pero, ¿cómo se gestionará la movilidad del personal? Será el comité de cada ASI -está formado por el gestor o gestora del hospital de referencia de cada macroárea y los responsables del resto de hospitales- el encargado de listar las necesidades de personal por cubrir. Se dirigirán directamente a los jefes de servicio de cada uno de los hospitales para informar de las plazas por cubrir y decidir, «de forma consensuada», la mejor forma de resolverlo. «Tendremos necesidades en los centros más pequeños», apuntaba Gómez, por lo que el traslado se priorizará a hospitales periféricos y en zonas más despobladas. 

En caso de presentarse voluntario, el personal recibirá una retribución adicional en concepto de kilometraje, a 0,19 € por kilómetro, y dietas. Además, Gómez explicó que «el tiempo de desplazamiento contará como tiempo trabajado». En caso de ocupar una de las 75 plazas consideradas como de difícil cobertura, se le abonará el incentivo económico estipulado en la legislación, 800 euros mensuales aproximadamente en el caso de los facultativos, ya que su categoría está estipulada como A1. 

Valoración del conseller

 ¿Conseguirá Sanitat que los médicos se sumen gracias a estos incentivos incluidos en el Plan de Vacaciones 2024? El conseller de Sanitat confía en la profesionalidad y compromiso de los médicos de la sanidad pública valenciana para resolver un verano más complicado de lo habitual: «Tenemos unos sanitarios excelentes y vocacionales -, expresó-. Estoy convencido de que son conscientes de las dificultades de este año y que su colaboración será superlativa». 

Suscríbete para seguir leyendo