Brecha de géneero

Castellón pierde casi cien directivas al mes mientras crecen en la Comunitat

Los hombres que se incorporan a un alto cargo en la provincia suman 2.100 en un año y crecen el 48% frente a la caída del 20% en las féminas

Asociadas de Networking Directivas Castellón, reunidas en una sesión de trabajo en Espaitec, en una imagen de archivo

Asociadas de Networking Directivas Castellón, reunidas en una sesión de trabajo en Espaitec, en una imagen de archivo / Mediterráneo

Maribel Amoriza

Maribel Amoriza

La brecha de género no solo no se reduce en Castellón en el ámbito de la gestión empresarial, sino que crece con fuerza, con la pérdida de casi un centenar de directivas y gerentes al mes entre marzo de 2023 y la misma fecha de este año, frente al crecimiento del número de hombres en altos cargos y una tendencia claramente contraria en el conjunto de la Comunitat.

Es una evolución que podría sorprender a la vista de la presencia creciente de las féminas en puestos de responsabilidad en la vida pública e incluso académica, con una incorporación al alza. Es el caso de mujeres como la alcaldesa de Castelló, Begoña Carrasco; la presidenta de la Diputación y de su partido en la provincia, Marta Barrachina; la consellera de Obras Públicas, Salomé Pradas, o la rectora de la Universitat Jaume I y de la Conferencia de Rectores de España, Eva Alcón.

Sin embargo, en el ámbito de la empresa, las dificultades para romper el techo de cristal y lograr la equiparación de género avanzan, a tenor de los datos que arroja el análisis de la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Al acabar el primer trimestre de este año el total de directores y gerentes sumaba en Castellón 11.100, un 10% más que doce meses antes. En el caso de los hombres, no solo absorben el mayor número, sino que han crecido en un 48%, al pasar de 4.400 a 6.500.

Sin embargo, la evolución es la contraria en lo que se refiere a las mujeres, que pierden un 19% de peso en el colectivo de los altos cargos en empresas en Castellón. 

El contexto

Son ahora 4.600, mientras que un año antes sumaban 5.700, con una pérdida de 1.100 directivas y gerentes. Igualmente, la tendencia en el ámbito de la Comunitat Valenciana es la opuesta para las féminas con altos cargos en empresas, que crecen más que los hombres, un 13% frente al 10% que sube el número de los varones.

Pese a todo, la proporción sobre el total es del 36% femenino frente a más de un 60% masculino, cuatro puntos porcentuales por debajo de la media estatal.

Aunque el promedio es mejor en España, la brecha salarial entre hombres y mujeres en puestos directivos en el país disminuye a un ritmo tan lento que harían falta 20 años más para lograr la igualdad, mientras que la presencia femenina en estos niveles continúa cayendo también en el Estado.

Este es el escenario que dibuja el último estudio de la escuela de negocios Eada y el grupo Icsa sobre la brecha salarial y la presencia de la mujer en puestos directivos, que elaboran cada año sobre la base de una muestra de más de 80.000 salarios de toda España.

Las mujeres tienen más presencia como directivas en las áreas de comunicación (39 %), recursos humanos (33,2 %) y marketing (30 %), mientras que cae drásticamente en el ámbito de las Tic (5,2 %) y la producción (5,8 %), así como la dirección comercial (7,3 %) y la dirección general (9 %). Si se tiene en cuenta el tamaño de la empresa, las mujeres directivas son un 17,6 % en la gran empresa, un 29,4 % en la mediana y un 52,9 % en la pequeña.

Las empresarias

Por otra parte y en lo que se refiere al colectivo de empresarios en la provincia de Castellón, las féminas suman 15.900 de un total de 36.100, de manera que su peso alcanza a cuatro de cada diez.

Se trata de una brecha que se ensancha en el caso de los propietarios de empresas que, además, cuentan con asalariados, mientras que casi desaparece cuando se trata del capitulo de quienes tienen firmas unipersonales, sin empleados.

Otro capítulo importante de la actividad económica en la provincia de Castellón es el protagonizado por los autónomos, trabajadores que crean su propio empleo, pero también tienen plantilla en muchas ocasiones.

En este apartado, que suma al cierre de mayo un total de 40.513 castellonenses, según los datos de afiliación a la Seguridad Social que emite el Ministerio de Trabajo, las mujeres tienen una presencia ligeramente mayor que en los anteriores, al suponer 15.718, el 39% del conjunto, mientras que los hombres son 24.795. 

Como apuntó para Mediterráneo Mónica Boix, presidenta de Networking Directivas Castellón (NDCS), vicepresidenta de CEV Castellón y vocal en la CEOE, subrayó que «la franja de edad con más interés por emprender son las recién graduadas. Hasta los 32-35 años no tienen dudas en que, si es lo que quieren, lo harán. De 35 a 45 son menos en número, pero las que lo hacen, lo hacen con mayor seguridad y experiencia».

Suscríbete para seguir leyendo