IMPULSADOS POR ‘MEDITERRÁNEO’

Los Crónicas celebran 25 años de trayectoria como referentes de la infomación hiperlocal en Castellón

El periódico organizó un evento para conmemorar la efeméride en el hotel Intelier Rosa de Castelló, que citó a representantes políticos y del mundo de la comunicación

E. C. B.

Crónicas: 25 años de información local es el título de la jornada que organizó el pasado jueves, 20 de junio, en el hotel Intelier Rosa, el periódico Mediterráneo para conmemorar los cinco lustros de unas publicaciones que se han convertido en referentes de la información hiperlocal en la provincia.

Su creación en 1999 fue fruto de la apuesta del periódico por cubrir aquellas noticias y eventos más cercanos a la ciudadanía. Con un diseño sencillo y enfoque directo, enseguida despertaron el interés en aquellas poblaciones en las que se pusieron en marcha, siempre con la colaboración de los ayuntamientos de cada localidad. Es el caso de Castelló, Vila-real, l’AlcoraBenicàssimAlmassoraBurrianaNules, la Vall d’Uixó, BenicarlóAlmenaraPeñíscolaTorreblancaOrpesaMoncofaXilxesla Llosala VilavellaSegorbe y Vinaròs, además de ediciones comarcales en el Alto Palancia o el Maestrat, que agrupaban a pequeñas localidades de dichas demarcaciones.

Desde entonces, los Crónicas han experimentado numerosos cambios en diseño y concepto, adaptándose a las preferencias de los lectores e incorporando las nuevas tecnologías en su creación.

El director de Mediterráneo, Ángel Báez, abrió el evento haciendo un repaso a la historia de dichas publicaciones e indicó que «la importancia de los Crónicas radica en su capacidad para plasmar aquellas informaciones y protagonistas que a menudo no encuentran espacio en los medios de comunicación generalistas, desde festividades locales hasta historias personales. Los Crónicas han mantenido siempre informados a los ciudadanos sobre aquellos episodios que sucedían en su entorno más próximo, así como reportajes sobre eventos culturales, tradiciones, análisis sobre desarrollo económico, proyectos locales, evolución de las empresas, historias humanas, perfiles de vecinos destacados y temas de gran calado social». Báez también puso en valor el papel de los casi medio centenar de colaboradores y periodistas que han hecho posible estos periódicos de diversa periodicidad. «Ellos y ellas nos han ayudado a cubrir estas informaciones y reforzar la conexión especial que se establece con cada comunidad». 

Cara al futuro, Báez indicó que «los Crónicas se enfrentan a nuevos retos, con la digitalización, la transformación de las redacciones, los lectores o usuarios. Será un futuro exigente pero apasionante, en el que surgirán nuevas oportunidades que nos ayudarán a expandirnos por toda la geografía castellonense».

Conferencia central

El valor de la información local y los nuevos desafíos en comunicación fue el título de la ponencia que ofreció el director del Máster en Innovación y Comunicación de la Universitat Jaume I, Francisco Fernández Beltrán. En su intervención, partió del pasado para analizar el presente y proyectar el futuro en materia comunicativa. Y en su alocución habló de tres conceptos: tecnología, comunidad y comunicación. «La tecnología nos hace humanos, aludiendo al profesor Eudald Carbonell, antropólogo y uno de los padres de Atapuerca, y la tecnología forma parte esencial de lo que somos como seres humanos. Muchas veces la demonizamos, pero en sí misma es neutra, ni buena ni mala. Su valor dependerá del uso que hacemos de ella», señaló.

También hizo referencia a Darwin, que en su libro El origen del hombre habla de la importancia de la cooperación y la comunidad, que nos ha permitido sobrevivir.

Y en cuanto a la comunicación, aludió a Aristóteles, quien dijo que la palabra es lo que nos diferencia. «Y cuando hablamos de los Crónicas hablamos de comunidades y personas que se comunican. Por tanto, la comunicación es el elemento que ha permitido que la tecnología prospere y que las comunidades evolucionen, se consoliden y se refuercen». 

Fernández también realizó un recorrido desde la comunicación oral al código escrito, el lenguaje, que permitió la transmisión de conocimientos. Y la aparición de la imprenta, que multiplicó la capacidad de difusión de ese código escrito, hasta llegar a la digitalización que permite codificar el sistema escrito y oral. Con ello, la multiplicidad de los mensajes llega al infinito». Y en la actualidad, «vivimos un momento de irrupción de tecnologías disruptivas a toda velocidad, una pugna entre lo local y lo global, y la multiplicidad de actores y canales». 

En este contexto, «los Crónicas aportan profesionalidad y es la única manera de poner orden a este mundo convulso. Son cabeceras en las que impera un periodismo profesional y de servicio muy necesario», aseveró.

Mesa redonda

La jornada concluyó con una charla-coloquio moderada por Eva Colom, al frente de la sección de Ediciones Especiales de Mediterráneo, en la que participaron Mònica Mira y Eva Bellido, corresponsales del diario, coordinadoras y redactoras de los Crónicas de la Vall d’Uixó y La Centinela, respectivamente, así como la responsable de Márketing del Bristish School of Vila-real, Ana Expósito, y el responsable de Relaciones Institucionales de Ruralnostra, Héctor Prades. 

Sobre cómo valoran las empresas los medios de comunicación local a la hora de optar por este tipo de soportes para anunciar sus campañas, Prades indicó que «muy positivamente, puesto que Ruralnostra está enfocada a toda la provincia y con los Crónicas podemos llegar a cada pequeña población y sus vecinos, a los que ofrecemos cercanía y proximidad, y ese trato personalizado que precisan muchas personas». 

Por su parte, Expósito incidió en que los medios locales «juegan un papel clave en su estrategia de desarrollo empresarial y a pesar de que las nuevas tecnologías, las redes sociales, nos dan un alcance brutal, estas publicaciones nos permiten adentrarnos todavía más en las comunidades y público objetivo. Nosotros tenemos alumnos de toda la provincia y la publicidad en estos medios nos permite llegar a más familias».

El papel de los Crónicas es, en opinión de Bellido, «clave para garantizar el derecho a la información, como único medio accesible a todos los ciudadanos, porque es gratuito y está en espacios públicos, y es el mejor soporte sobre todo para la gente mayor».

Mira, asimismo, añadió que «su valor principal es permitir que las personas sean protagonistas de su día a día, de su entorno, se sientan importantes y quieran aparecer en una publicación que consideran propia, porque los Crónicas hacen comunidad».