Tres nuevas sillas anfibias mejorarán la accesibilidad de las playas de Castelló

El Patronato de Turismo de Castelló incorpora tres nuevas sillas anfibias para mejorar la accesibilidad de las playas.

El Patronato de Turismo de Castelló incorpora tres nuevas sillas anfibias para mejorar la accesibilidad de las playas. / AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓ

El Patronato de Turismo ha incorporado de cara a la época estival tres nuevas sillas anfibias diseñadas para facilitar el desplazamiento por la arena y flotar en el agua, que permitirán a las personas con movilidad reducida disfrutar del mar de manera "segura y cómoda".

La concejala de Turismo, Arantxa Miralles, y la de Bienestar Social, Maica Hurtado, han asistido en la playa del Gurugú a la recepción de estas herramientas, cuyo uso se puede solicitar su uso en cualquiera de los tres puntos Tourist Info que están situados en las tres playas de la ciudad, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Miralles ha destacado que la incorporación de estas sillas es "un paso más en nuestro compromiso de lograr un turismo más accesible para todos". "Queremos que nuestras playas sean un lugar donde todos, independientemente de sus capacidades físicas, puedan disfrutar del mar y del sol de Castelló", ha señalado.

Por su parte, la edil de Bienestar Social ha indicado que estas nuevas sillas anfibias, "así como todas las mejoras en accesibilidad de las playas, demuestran nuestro firme compromiso con el ocio inclusivo". "Seguiremos trabajando para que nuestras playas sean un espacio acogedor en el que todos puedan disfrutar sin importar sus condiciones físicas", ha avanzado.

El Patronato de Turismo y la Concejalía de Bienestar Social han trabajado de forma coordinada para ofrecer unas playas "más accesibles e inclusivas" de cara a la temporada de verano. Por ello, además de las sillas anfibias, se han instalado tres espacios exclusivos para personas con movilidad reducida dentro de la arena a los que puedan acceder a través de las pasarelas de madera.

Además, se ha dispuesto también una pasarela articulada enrollable de 10 metros en la playa del Pinar que une la pasarela de madera directamente con el agua sin la necesidad de tener que pasar por la arena para personas con movilidad reducida.

"Esta es una instalación que muy pocas playas tienen y a través de la cual queremos consolidarnos a la vanguardia del turismo accesible", ha indicado Miralles.