Resultados del Colegio de Registradores

La creación de empresas en Castellón sigue al alza: un 18% más en el primer semestre

La provincia gana atractivo para la inversión externa

Las actividades relacionadas con la construcción y el sector inmobiliario dominan las creaciones de firmas.

Las actividades relacionadas con la construcción y el sector inmobiliario dominan las creaciones de firmas. / MANOLO NEBOT_ROCHERA

Bartomeu Roig

Bartomeu Roig

Castellón está en una buena racha en lo que al censo empresarial respecta. Si el 2023 acabó con las mejores cifras de creación de compañías en los últimos 15 años, con un total de 1.215, el primer semestre del 2024 se mueve a un ritmo todavía mayor: de enero a junio se crearon 773 firmas, lo que supone un 17,7% más respecto a la primera mitad del pasado año.

No es el único indicador favorable en este campo. Mientras crecen las nuevas empresas, las disoluciones se mueven a la baja. Hubo 203 extinciones en el primer semestre, por las 291 del mismo periodo del 2023. Eso supone un 30,24% menos. De esta manera, también se sigue la trayectoria de la anterior anualidad, que se cerró con un descenso de más del 22%.

Detalle del censo empresarial en el primer semestre del 2024 en Castellón.

Detalle del censo empresarial en el primer semestre del 2024 en Castellón. / Rebeca Gracia

Estas son las primeras conclusiones que se pueden extraer de los datos difundidos por el Colegio de Registradores. Datos que reflejan una evolución más positiva respecto a la media de la Comunitat. De enero a junio, las constituciones aumentaron un 5,11%, la tercera parte que en Castellón; mientras que las extinciones bajaron un 12,52%, menos de la mitad de lo que lo ha hecho la provincia.

Análisis detallado

Uno de los dos registradores mercantiles de Castellón, José Luis Vives, constata este incremento de empresas, y añade que las principales actividades inscritas en los últimos meses «son las relacionadas con el sector inmobiliario, como la promoción, la construcción de viviendas o la intermediación». Una tendencia que, apunta, «puede deberse a una reactivación de esta actividad» y un incremento de obras nuevas de aquí a los próximos años.

Vives menciona otro sector en el que se ha detectado movimiento. «Hay firmas ligadas a compañías azulejeras que están constituyendo actividades secundarias», explica. En cuanto a las zonas geográficas con mayor actividad, aprecia «la gran cantidad de constituciones en la zona de Vinaròs», algo que podría deberse «a la proximidad con la provincia de Tarragona y los costes competitivos que hay en Castellón respecto a las áreas limítrofes». De hecho, los datos del Colegio de Registradores destacan que la Comunitat ha sido, en el segundo trimestre del año, la que arroja un mejor saldo nacional entre compañías que entran respecto a las que salen. Fueron 48, una más que Madrid. En cambio, Cataluña obtuvo el peor saldo, con 106 mercantiles menos.

Además, pone de manifiesto el dinamismo creciente de los municipios del sur provincial, como efecto de las nuevas áreas productivas que se preparan en Sagunt.

Emprendedores extranjeros

El registrador mercantil de la provincia detalla otro elemento relevante: «Hay una gran cantidad de extranjeros, procedentes de fuera de la Unión Europea, que operan a medio camino entre dos países, y que buscan estar acogidos a la normativa europea». De paso, esto supone un incremento de la inversión extranjera.

El decano del Colegio de Economistas de Castellón, José Manuel Salvador, califica los datos de este primer semestre como «espectaculares», y a la actividad inmobiliaria le añade «la pujanza de la hostelería a las puertas del verano, y el efecto del control de los costes energéticos de la cerámica».

Cautela sobre las disoluciones

En cambio, tanto José Luis Vives como el decano de los economistas establecen cautelas a la hora de analizar las cifras de disoluciones. El primero de ellos apunta a que el segundo semestre «es el que suele concentrar más extinciones, por lo que se tiene que estar atento a lo que ocurra hasta finales de año». Y apunta a que con estos datos en la mano «hay mucha desproporción entre empresas que se crean y las que se destruyen, por lo que es mejor esperar para ver la evolución».

Por su parte, José Manuel Salvador explica que todavía se arrastra el efecto de la moratoria iniciada con motivo de la pandemia, por lo que no descarta que haya un incremento en el futuro. También hay compañías sin actividad, que todavía no están liquidadas a la espera de formalizar su final. 

Suscríbete para seguir leyendo