Inditex busca dueño para el antiguo Zara del centro de Castelló: pide 7 millones de euros

Amancio Ortega quiere vender el edificio de Santa Clara y lo ofrece por tres millones más de su valor de mercado

Inditex busca dueño para el antiguo Zara del centro de Castelló.

Inditex busca dueño para el antiguo Zara del centro de Castelló. / KMY Ros

Elena Aguilar

Elena Aguilar

Durante 32 años fue la tienda de ropa de referencia del centro de Castelló. A las 21.30 horas del pasado 25 de enero, Zara bajaba para siempre la persiana de su emblemático local de la plaza Santa Santa Clara, una decisión que provocó un auténtico shock en la capital. Y aunque en los últimos meses se ha especulado mucho sobre quién iba a tomar el relevo al buque insignia del grupo Inditex, la realidad es que la multinacional de Amancio Ortega busca un inversor que quiera comprar el inmueble. Y no puede ser uno cualquiera. El empresario gallego pide 7 millones de euros por el edificio, un 43% más que su valor de mercado. 

A través de una agencia inmobiliaria, y según ha podido saber este periódico, Inditex ha mantenido ya contactos con algunos empresarios a los que ha ofrecido el emblemático inmueble por un precio de 7 millones de euros, una cifra que todas las fuentes consultadas consideran «desorbitada» sobre todo si se tiene en cuenta que el comercio en el centro histórico de Castelló hace años que está de capa caída y los cierres se cuentan por decenas.

Con 3.450 metros cuadrados y distribuido en ocho plantas (dos de ellas subterráneas), según la información de la Dirección General del Catastro, el edificio fue construido hace 52 años y en 1992 Inditex se lo compró al empresario castellonense Leopoldo Monfort, propietario del mítico centro comercial Lemon. Años después, y para contar con una salida de emergencia, Zara alquiló un local de la calle Enmedio de 121 metros cuadrados. Dicho espacio ha sido arrendado a la cadena de perfumerías Druni por 3.500 euros mensuales.

Fachada del edificio que ocupó Zara en el centro de Castelló hasta finales del pasado enero.

Fachada del edificio que ocupó Zara en el centro de Castelló hasta finales del pasado enero. / KMY Ros

Inditex quiere vender el edificio del número 6 de la calle Vera (el inmueble da a la plaza Santa Clara, pero su ubicación real es Vera) y las fuentes consultadas aseguran que, atendiendo al precio de mercado, el valor del inmueble oscila entre los 4 y los 4,7 millones de euros. «La ubicación es estratégica. En estos momentos el metro cuadrado de un inmueble ubicado en un lugar tan inmejorable como este es de unos 1.500 euros. Y si hablamos de sótanos el valor es menor, de entre 900 y 1.000 euros el metro cuadrado», describe el propietario de una agencia inmobiliaria de Castelló que conoce al dedillo el ámbito de los locales comerciales.

¿Quién podría ser el potencial inversor?

Los interesados en comprar el inmueble que ocupaba Zara deben tener una cuenta corriente de lo más saneada y en el sector inmobiliario dan por sentado que el potencial inversor será de fuera de Castellón. «Un edificio de estas características y con esta ubicación puede despertar el interés de un fondo de inversión o un family office que quiera invertir en Castelló para convertir este inmueble en un centro comercial de pequeño tamaño», explican. Otros potencial comprador podría ser una entidad financiera, que convirtiera este edificio en su sede central en Castellón, o una empresa azulejera. «También podría llamar la atención de una promotora inmobiliaria que transformara el inmueble en un edificio residencial», añade la misma fuente.

Otras voces en el sector inmobiliario descartan de plano que el inmueble que durante tres décadas ocupó Zara vaya a encontrar dueño. «Ni por 7, ni por 5, ni tampoco por 4 millones. Vender este edificio va a ser muy, pero que muy complicado. Y la clave es que en Castelló no hay mercado. Locales en venta o en alquiler en el centro de la ciudad hay muchísimos, pero la demanda es prácticamente cero», apunta el gerente de otra inmobiliaria de Castelló con varias décadas de experiencia en el sector y que señala que la única actividad que en estos momentos se mueve mínimamente en la capital es la hostelería y los centros estéticos.  

Oysho también cierra sus puertas a finales de mes

Zara bajó la persiana a finales de enero y en unos días desaparecerá otro comercio de Inditex en el centro de Castelló. Se trata de la tienda de ropa interior y deportiva Oysho que a finales de este mismo mes clausurará el local que ocupa en la calle Enmedio desde 2002. La tienda, tal y como ya avanzó este periódico, cuenta con 7 trabajadoras que previsiblemente serán recolocadas en otros locales que el grupo posee en la Comunitat. El establecimiento, que es propiedad de Inditex, presumiblemente saldrá también a la venta. 

Suscríbete para seguir leyendo