Avances en el tren

"Revolución" en las infraestructuras: el corredor mediterráneo en Castellón ya estará listo en el año 2026

A ello se debe unir, en el 2030, la nueva plataforma de AVE

Circulación de un tren de transporte de mercancías a su paso por la estación de Benicarló.

Circulación de un tren de transporte de mercancías a su paso por la estación de Benicarló. / Mediterráneo

Bartomeu Roig

Bartomeu Roig

Las obras del corredor mediterráneo en Castellón comenzaron, hace más de una década, con mal pie, con las complicaciones derivadas de la instalación del tercer hilo en una de las vías del tramo entre Castelló y València, unido a un ritmo lento de ejecución. En cambio, la provincia es ahora uno de los epicentros de las obras, con actuaciones tanto en la parte norte como la sur, a lo que se une el nuevo acceso a PortCastelló. Tanto es así que el comisionado del Gobierno para el desarrollo del Corredor, Josep Vicent Boira, ya ha proporcionado fechas concretas para la entrada en servicio de los diferentes tramos.

En lo referente a la culminación del tercer hilo entre Castelló y València, explicó que los trabajos «están al 98%, las obras acabarán este año, y estará operativo en el 2025», una vez se hayan completado los trámites con la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. 

La otra medida es el estrechamiento de las vías al ancho internacional entre Castelló y Tarragona. En este caso, «las obras acabarán en el 2025, con la idea de que en el 2026 entren en servicio».

«Una revolución»

De esta manera, toda la parte del Corredor que corresponde a Castellón estará conectada mediante trenes con ancho internacional. Algo que favorecerá el transporte de mercancías por ferrocarril con Europa, lo que es una oportunidad para las exportaciones.

«No será una evolución en la logística, sino una revolución», expresó Boira.

Crecimiento para el puerto

La conexión permitirá el paso de trenes tanto de ancho ibérico como internacional, y será una oportunidad de crecimiento para el recinto portuario. Esta vía tiene que estar lista en el 2026, por lo que las conexiones de la provincia con Europa darán un gran paso en menos de tres años.

Además, la culminación del Corredor llegará antes a Castellón que a otros territorios del arco mediterráneo por donde debe pasar. El ministro de Transportes, Óscar Puente, indicó que la finalización llegará en el 2030, cuatro años después que en la provincia. Por una cuestión de proximidad geográfica con la frontera francesa, Cataluña es la comunidad con los trabajos más adelantados, y Castellón será la siguiente provincia en tener completado el proceso. 

Nuevas vías

Con todo, aún debe llegar una nueva inversión, con la construcción de la segunda plataforma de alta velocidad entre Castelló y València. La obra resulta imprescindible, porque con las actuales vías se prevé un futuro colapso de trenes de cercanías, larga distancia y unos mercancías que están llamados a crecer en los próximos años. Otro de los problemas que debe resolver esta doble vía tiene que ver con la velocidad del tramo. Tal y como quedará configurado tras las obras del tercer hilo, no pasará de los 160 kilómetros por hora. La nueva plataforma permitirá romper esta barrera.

La nueva plataforma de alta velocidad es una de las principales reivindicaciones del movimiento Quiero Corredor, que esta semana hizo su primer chequeo al estado de ejecución de las obras. «Hay que construir y poner en funcionamiento la nueva doble vía de alta velocidad. Un paso que no tiene fecha», señalan en el documento. Respecto al tramo de la mitad norte de Castellón, reclaman la «doble plataforma en ancho internacional hasta la frontera para evitar problemas de capacidad en un tramo con tanta circulación». Por el momento, no hay compromiso del Ministerio de Transportes para ejecutar esta reivindicación.