La economía castellonense continúa dando muestras de su capacidad de reacción y dinamismo, pese a que algunos indicadores revelan las dificultades que existen para mantener el ritmo de crecimiento registrado en la última década. El último dato positivo lo ha revelado un informe de la empresa Informa S. A., en el que se refleja que en el mes de marzo de este ejercicio se crearon 155 nuevas firmas, frente a las 20 que se constituyeron en el mismo periodo del 2002, un incremento de 135 compañías que supone un crecimiento del 675%.

Asimismo, y como dato destacado, el estudio de Informa también recoge que, entre los meses de enero y marzo de este mismo año se constituyeron un total de 381 empresas, con un incremento del 110,50% frente a la cifra registrada en el 2002, periodo en el que quedaron inscritas 181 nuevas empresas.

De este modo, los resultados de la provincia de Castellón son los más elevados del conjunto de la Comunidad Valenciana, con un crecimiento medio de las nuevas constituciones del 42,43% en marzo del 2003 frente a los datos del 2002.

DISOLUCIÓN DE EMPRESAS

Este incremento en la cifra de empresas de nueva constitución también se ha traducido en un mayor volumen de disoluciones, cuya tendencia se ha doblado en números relativos, si bien es cierto que en números absolutos se ha pasado de 13 disoluciones en marzo de 2002 a las 26 contabilizadas en marzo del 2003.

Más informativo resulta el dato trimestral, en el que se refleja que el número de disoluciones ha crecido en un 32,56% en Castellón entre enero y marzo del 2003, frente al 2002.