De los formularios que están disponibles para las empresas que deseen optar formalmente a participar en los trabajos de reconstrucción de Irak se desprende que dos de los factores claves a tener en cuenta son su presencia en los mercados internacionales, la experiencia industrial y comercial en los países árabes, así como las posibles relaciones previas mantenidas con empresas de EEUU. Tres factores que colocan a las firmas azulejeras de Castellón en una posición destacada, ya que el sector exporta casi el 60% de su producción global.

Asimismo, los países árabes conforman una de las principales áreas de consumo de los productos españoles, junto a Europa y EEUU, al tiempo que éste último país es el principal importador de la cerámica castellonense.

De momento, como ha señalado el presidente del Comité de Cooperación Empresarial Hispano-Iraquí de las Cámaras, Javier Taberna, no es recomendable viajar hasta Bagdad ante los problemas de seguridad que presenta el país, aunque hay una misión comercial prevista para octubre.