Ana Riera Claramonte afronta hoy la celebración de su centenario con la misma vitalidad con la que conmemoró los 18 años. Rodeada de varias generaciones familiares (hijas, nietos, biznietos...) y muchos amigos, Ana, que durante estos 100 años ha vivido en las alquerías de Santa Bárbara, cogerá mucho aire antes de apagar las velas del pastel.