La asociación de jubilados Azahar de Castellón celebró su habitual comida de hermandad. Todos los asociados que asistieron al encuentro gastronómico disfrutaron al máximo de la reunión y quedaron para repetir la experiencia muy pronto. Hasta después del verano.