El dintel de la fachada del Ayuntamiento de Castellón, que data de hace tres siglos, está enfermo. Desde hace al menos ocho años, según el concejal José Pascual, unas manchas situadas en el margen izquierdo del mismo afean la parte superior de la puerta central.

"Muchos han sido los intentos por parte de la corporación de eliminar estas manchas pero ni los arquitectos ni los arqueólogos conocen de dónde proceden", explica Pascual al periódico Mediterráneo tras denunciar el lamentable estado en el que se encuentra esta parte de la fachada.

IMAGEN DE SAN CRISTÓBAL En opinión del edil, es difícil encontrar una solución a la eliminación de estas manchas que también afectan a la pequeña escultura de San Cristóbal que corona el consistorio.

Sin embargo, las autoridades municipales no pierden la esperanza y ayer mismo, el concejal José Pascual anunció que el ayuntamiento "intentará, una vez más, eliminar las manchas". El concejal popular tiene previsto encargar esta tarea a una empresa especializada y, con agua caliente a presión, solucionar el deplorable estado en el que se encuentra esta parte del edificio de la plaza Mayor.

MALESTAR La imagen que éste presenta ha sido motivo de múltiples comentarios por parte de los vecinos ya que dichas manchas contrastan enormemente con la fachada recién pintada y con la decoración navideña.

Hay que recordar que el edificio municipal ha sufrido diversas reformas debido a su deficiente estado. La última de ellas ha tenido lugar este año cuando cayeron diversos cascotes de la fachada y el equipo de gobierno tuvo que arbitrar medidas urgentes para la remodelación de la misma.

Una vez más, las autoridades tendrán que tomar cartas en el asunto si quieren ofrecer al vecino y al visitante una imagen digna de la ciudad.