La Asociación de Comercio de Castellón ha expresado su malestar por lo que considera "una marginación del Ayuntamiento hacia el colectivo", como ha señalado el presidente de este grupo de comerciantes, Cristóbal Cervera, ante "la preferencia mostrada por el consistorio hacia la asociación Centrics, a quien ha respaldado la iniciativa de reedición de un libro para regalar en la campaña navideña".

Cervera explicó que "nuestra asociación ha pedido el apoyo municipal en reiteradas ocasiones para iniciativas similares, y no hemos tenido contestación o se nos han rechazado estas acciones". "No vamos a permitir las preferencias municipales hacia un único grupo de comerciantes, ya que nuestra asociación es la que tiene un mayor número de afiliados", reiteró el máximo dirigente de la asociación de comerciantes, quien recordó la "voluntad de unidad comercial". Cervera se aventuró a afirmar que "ése no es el camino para conseguir esta unión".

Por otra parte, la concejala de Comercio, Marisa Ribes, rechazó estas acusaciones: "Para el Ayuntamiento todas las asociaciones de comerciantes son iguales y no hay ninguna preferencia".