La Junta General del Sindicato de Riegos fechó ayer en 31 de diciembre del 2004 el límite para la instalación del riego por goteo en todos los huertos del término municipal de Castellón, según informó el presidente de esta entidad, José Pascual, al finalizar la reunión. En el caso de que algún agricultor no haya adecuado sus tierras a este sistema, el Sindicato de Riegos no le permitirá utilizar agua para regar.

Los asistentes al encuentro también acordaron aprobar el presupuesto para el próximo año, que ascenderá a un millón de euros, y la sustitución del síndico Fernando Breva por Vicente Pascual. Éste último entró ayer a formar parte de la Junta General de la que son miembros 12 socios. Hay que recordar que gran parte de los agricultores castellonenses ya han instalado este sistema de riego en sus parcelas con el fin de modernizar sus instalaciones de regadío.