El encanto de la calle Ruzafa, situada en pleno corazón de Valencia, se había ido perdiendo por la proliferación de bares y cafeterías. Pero esta imagen está cambiado en los últimos años y se está convirtiendo en una de las zonas peatonales más importantes de Valencia. Multinacionales como Inditex, propietaria de Zara, han apostado seriamente por el paseo de Ruzafa, por lo que la apuesta de Porcelanosa es muy fuerte y segura en este sentido.

Por parte de Porcelanosa, supone una doble apuesta: estratégica, al situarse en un enclave comercial de primer nivel y arquitectónica, al pretender convertir el edificio en un referente de la ciudad.