El secretario general de UGT-País Valenci , Rafael Recuenco, afirmó ayer que "la situación que atraviesa el sector cerámico procede de la falta de política industrial que existe en la Comunidad Valenciana". En este sentido, Recuenco se refirió a la normativa de medio ambiente y manifestó que "el Gobierno valenciano no ha sido capaz de crear una política propia, aunque los compromisos del protocolo de Kioto deben cumplirse". Recuenco se mostró además satisfecho por el cambio de Gobierno y manifestó que el ejecutivo "debe acabar con la precariedad laboral".