El jefe del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Castellón, Miguel Pastor, destacó ayer la legalidad de la actuación en el PAI Mestrets por parte del consistorio y del IVVSA donde no participarán empresas privadas. "Se trata de coser los barrios de la periferia al centro de Castellón", explicó Pastor a Mediterráneo, quien también dijo que desde el principio, los castellonenses optaron por construir sus residencias de verano por el oeste porque el suelo era más barato. Ahora, el consistorio ha decidido desarrollar urbanísticamente la ciudad por el bien de los vecinos y residentes.

Por lo que se refiere a la situación actual por la que atraviesan los vecinos de la zona hay que decir que, éstos, antes de la recalificación, se encontraban en suelo rústico --sin valor-- y ahora se ha convertido en urbanizable y algunos de estos propietarios ya han recibido ofertas de compra de hasta 240 euros el metro cuadrado. Existen tres tipos de propietarios: los que sus terrenos ya han sido tocados por la modificación del PGOU que serán convenientemente indemnizados; los que desconocen todavía si el desarrollo del PAI que ejecutará el IVVSA les afectará; y los que poseen terrenos que se han convertido en urbanizables y que muchos de sus dueños ya están intentando vender a precios que se han revalorizado, gracias a la actuación de la Administración.

En cuanto a las cuotas de urbanización, los propietarios de las zonas afectadas están obligados a pagarlas en terrenos por tratarse de construcciones de VPO.