El subdelegado del Gobierno, Juan María Calles, recibió ayer a una representación del Grupo para el Estudio y la Conservación de los Espacios Naturales (Gecen), encabezada por su presidente, Francisco González, y conformada por María Teresa Novo, de la asociación Salvem el Desert, y Julio Fernández, representante de la asociación de vecinos de Miravet.

Los representantes de Gecen, Salvem el Desert y Miravet explicaron a Calles la situación actual y las fases en las que se encuentra la ejecución de la carretera Cabanes-Oropesa. González explicó a Calles que su organización no se opone a la construcción de la carretera, pero sí la afección del proyecto sobre el paraje protegido del Desert y sobre las especies endémicas localizadas en la zona.

Las asociaciones ecologistas piden al Ministerio de Justicia que investigue la actuación de la Fiscalía de Castellón en el proceso judicial contra la carretera de Cabanes-Oropesa.