El mayor número de ingresos en los hospitales de Castellón se deben a las complicaciones durante el embarazo, parto y puerperio. En el 2002, supusieron 6.765 altas, según la encuesta del INE, además de los 671 abortos. Una cifra, ésta última, que se ha ido manteniendo desde el 2000, cuando se dieron 549 y en el 2001, con 621.

Por otra parte, también es destacable el número de ingresos causados por fracturas, que se eleva a un total de 1.824. Principalmente, los castellonenses sufren lesiones de los miembros inferiores (997).

Entre el resto de causas de ingreso, se produjeron 75 casos de intoxicación alimentaria; 80 de tuberculosis; 380 infecciones por virus como el VIH y la hepatitis; 821 trastornos mentales -de los que un centenar fueron debidos al uso de drogas o alcohol-; 2.231 enfermedades relacionadas con el sistema nervioso; y otras 2.368 del aparato genito-urinario.

La estancia media en los hospitales hasta el alta es de ocho días, según las estadísticas nacionales del INE, aunque se incrementa en los casos de pacientes mayores de 75 años. En España hubo 4,4 millones de altas.