EL CONCEJAL socialista Miguel Alcalde denunció ayer que el Ayuntamiento debe facturas del año 2001 que hacen referencia tanto a limpieza de colegios como a actualizaciones de los precios de Reciplasa. El edil también hizo referencia a la deuda municipal con la empresa de mantenimiento de jardines que asciende a 3,6 millones de euros. Un servicio que saldrá a concurso de nuevo. P. A.