El rector de la UJI, Francisco Toledo, aprovechó ayer la tribuna del 14° aniversario de la entidad para lanzar duras críticas hacia el conseller de Universidad, Justo Nieto, por los "seis meses de parálisis", que han impedido que la UJI disponga de paraninfo y zona deportiva. Con igual dureza, el rector concluyó que, en materia de infraestructuras, la calificación al Consell "es de suspenso rotundo".

En esta misma línea, Toledo apuntó: "El próximo mes, por primera vez, el desarrollo del campus castellonense sufrirá una parálisis que llevo anunciando casi dos años", y recordó que, "ante la clamorosa falta de decisión de la Conselleria", tanto la ampliación de la Biblioteca como el edificio del Consell Social, han tenido que llevarse a cabo con recursos propios, unos recursos que, sin embargo, no permiten llevar adelante el paraninfo ni la zona deportiva.

Toledo criticó también la ausencia del conseller Nieto --la Conselleria declinó responder a las declaraciones del rector-- o el director general competente, que "no han venido a pesar de reiterarles la invitación". En su lugar acudió el responsable de Investigación, Jesús Tadeo, quien, ajeno a las palabras del rector, destacaba en su discurso la necesidad de que la "capacidad investigadora" de la UJI "se oriente a la creación de empresas de I+D+i". La entrega de los premios de final de carrera o el VI Premio de Investigación del Consell Social cerraron el día.