El pleno del Consell ha aprobado un Decreto de Vivienda que va a revolucionar el mercado inmobiliario al introducir una nueva modalidad de casas sociales en la Comunidad, la Vivienda de Acceso Concertado.

Así, si tomamos como ejemplo la ciudad de Castellón, un piso de estas características con una superficie construida de 90 m, 20 metros de garaje y 10 de trastero, tendrá un precio máximo de 125.064 euros para una superficie total útil de 108 m, ya que el módulo de venta para este tipo de viviendas queda establecido en 1.158,20 euros/m.

Este inmueble, comparado con una VPO tradicional permite al ciudadano invertir aproximadamente un 17 % más en el precio de la compra, y recibir ayudas públicas de la Generalitat Valenciana. Así, miles de jóvenes, podrán adquirir su primera vivienda al ampliarse la oferta de pisos receptores de las ayudas del Consell.

El conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, ha destacado que "el acceso a la vivienda en la Comunidad Valenciana recibe un nuevo impulso desde el Gobierno que preside Francisco Camps, ya que con la aprobación de este Decreto se abren nuevas vías de ayudas". Blasco ha asegurado que "la nueva vivienda concertada da una respuesta eficaz a las necesidades de miles de jóvenes que se veían excluidas de las ayudas para adquirir una VPO por sobrepasar los ingresos máximos exigidos, pero que sin embargo tenían muchas dificultades económicas para adquirir una vivienda en el mercado libre".

De esta forma, al modelo tradicional de vivienda protegida se añade ahora la Vivienda de Acceso Concertado.