El portavoz del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Castellón, Ignacio Subías, cuestionó ayer la "ética del concejal del PP José Pascual, quien vendió un solar a las monjas del asilo para la construcción del nuevo edificio porque un cargo público que ha sido parte protagonista de esta operación no debe salir beneficiado de la misma". Los socialistas, quienes pidieron al equipo de gobierno que renegocie la venta con otro solar, destacó que Pascual vendió el terreno por 110 euros el metro cuadrado "cuando hay solares por el entorno que se han vendido por 90,8 euros, 8,86 euros o 15,84 euros el metro cuadrado".

Por su parte, tanto el portavoz como el portavoz adjunto del PP, Miguel Ángel Mulet y Javier Moliner, defendieron ayer a ultranza a su compañero y aseguraron que el edil vendió el solar "al precio más bajo de los que se ofertaban. Es más, si hubiera querido hacer negocio se habría esperado a que el Ayuntamiento recalificara el solar a urbanizable por el Plan Especial de Lledó". Mulet mostró un documento de la presidenta del Colegio de APIS, Antonia Expósito, donde ésta confirma que el precio del metro cuadrado del solar es de 125 euros.