El Ayuntamiento de Castellón ha expedido más de 7.300 certificados de empadronamiento desde que comenzó el proceso de normalización y que no incluye los certificados expedidos a través del empadronamiento por omisión. A este último procedimiento sólo se han podido acoger 11 de los 443 extranjeros que lo han demandado.

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Castellón, Carmen Amorós, destacó que el Ayuntamiento, lejos de entorpecer el proceso de normalización, como aseguró esta semana Juli Domingo, secretario del PSPV-PSOE, lo está agilizando y todos los funcionarios tienen toda la información y están haciendo un gran esfuerzo.

Amorós explicó que el Ayuntamiento de Castellón lo único que pide es "seriedad y coherencia" y acusó al Gobierno de estar jugando con la inteligencia y dignidad de las personas.

Por otro lado, explicó que los justificantes de ONG como Cáritas no son válidos para acreditar el alta por omisión, aunque constató que es donde reciben la primera atención los inmigrantes no empadronados y muchos extranjeros están solicitando estas certificaciones a Cáritas.