El alcalde de Villahermosa del Río, Luis Rubio, se convertirá en el nuevo asesor del vicepresidente de la Diputación provincial, Francisco Martínez. El nuevo cargo de confianza de la institución provincial, cuyo nombramiento fue aprobado por el Partido Popular en el pasado pleno de la corporación, tendrá la misión de "asesorar en materia de carreteras, gestión de cooperación en municipios y en temas políticos", como indicó Francisco Martínez.

Rubio dejará de ser gerente del Consorcio Provincial de Bomberos, cargo que ocupaba hasta su designación como nuevo asesor de Martínez. El alcalde de Villahermosa se suma a los 17 asesores adscritos al área de presidencia de la Diputación, los cinco del grupo del Partido Popular, los tres del grupo socialista y uno al Bloc.

Por otra parte, el portavoz adjunto del PSOE en la Diputación, Juli Domingo, cuestionó ayer la "necesidad de un nuevo asesor en la corporación y, sobre todo, para Francisco Martínez". Domingo quería conocer cuáles serán las funciones a realizar por este nuevo personal eventual "en un área, además donde ya hay numerosos técnicos". Domingo, no obstante, reiteró que "una vez más Fabra patrimonializa la institución" ante la justificación dada por el presidente en el pleno --"el PP tiene los asesores que crea conveniente"--, en una nueva demostración de "arrogancia".