El presidente de la Unión de Vendedores Ambulantes (UDEVA), Juan Jarque, afirmó ayer que "velará por el bien del comercio y, si las cosas no las vemos claras, nos quedaremos en casa porque no jugarán con el bienestar de los vendedores".

Así de rotundo se mostró el representante de los vendedores ambulantes después de que tanto este colectivo como los feriantes sigan negociando con GyC y Lubasa la ejecución del nuevo Recinto de Ferias y Mercados. En la actualidad, y según el comunicado remitido por la primera empresa el pasado domingo, los responsables de ambos colectivos han firmado un escrito con GyC en el que se comprometen a ir de la mano con esta firma para la realización del recinto cuyos trabajos de ejecución comenzarían a partir del próximo año.

Sin embargo, tanto Jarque como el presidente de la Asociación de Feriantes, Antonio García, y sus respectivos abogados se reunieron ayer con los representantes de Lubasa para conocer el proyecto de esta empresa dentro del mismo recinto, que se materializará en las inmediaciones del hipermercado Carrefour.

A la salida del encuentro, García afirmaba al periódico Mediterráneo que seguirán hablando con ambas mercantiles. Del mismo modo, este diario se puso en contacto con Lubasa aunque desde la empresa declinaron realizar valoraciones sobre la reunión que tuvo lugar en el día de ayer, sobre las 16.30 horas.