Fuentes de la Subdelegación del Gobierno matizaron que los representantes vecinales no habían denunciado los problemas de tráfico de drogas en la junta de seguridad, sino en la rueda de prensa posterior. En la reunión, según la Subdelegación, los vecinos pidieron un balance de la campaña de vigilancia realizada en los institutos, pero que no se les pudo facilitar al no haber notificado que dicho tema se iba a abordar en la junta.

Desde hace un año, agentes del Cuerpo Nacional de Policía patrullan de forma periódica y alterna por los alrededores de los institutos de Castellón, a las horas de entrada y salida de alumnado en los centros.