Antiguos y veteranos jugadores del mítico Piel y de la Unión Deportiva Vall de Uxó compartieron mesa y mantel en una comida de hermandad en la que se recordaron vivencias y emociones futbolísticas.