El Ayuntamiento de Castellón insiste en su petición al Ministerio de Fomento de que abra al tráfico los tramos ejecutados de la autovía del Puerto para poder canalizar hacia allí el tráfico pesado. Todo ello tras constatar que, tal y como recogió ayer Mediterráneo, el vial está listo, a falta de obras menores de asfaltado en los últimos 300 metros.

El concejal de Urbanismo, Javier Moliner, destacó los beneficios que tendrá la apertura de la autovía para el tráfico de la ciudad, "que se notará especialmente en la avenida del Mar y la ronda del Este, con una reducción del paso de camiones". Por ello, cree que Fomento debería adelantar la puesta en servicio de los tramos operativos.

Sin embargo, el Ministerio no ha atendido esta petición y señala que la autovía se abrirá en la última semana de mayo.

Estos días se desarrollan los últimos trabajos, que se centran en la entrada del vial en el Puerto de Castellón. Los operarios también acaban de pintar la calzada y adecuan los caminos de servicio del nuevo eje, que tiene una longitud de 11,5 kilómetros. Parte de la Ciudad del Transporte, discurre perpendicular a la costa y luego vira hacia el norte. Tras cruzar las avenidas Hermanos Bou y del Mar, gira hacia el Este y muere en el Puerto.