El Subdelegado del Gobierno en Castellón, Juan María Calles, anunció ayer que intensificará la vigilancia en determinados puntos de la Plana Baixa con el objetivo de frenar la oleada de robos que se ha producido en los últimos meses. En una reunión mantenida ayer con el representante del Ejecutivo, el presidente de la Asociación Provincial Empresarial de Pozos de Riego de Castellón, Vicente Colonques, señaló que "la única patrulla que se ve por zona es la de la Policía Local de Vila-real".

Por este motivo, solicitó la participación de unidades de la Guardia Civil y la Policía Nacional "con el fin de disuadir a los ladrones". Asimismo, insistió en la necesidad de endurecer las sanciones en este tipo de casos.

Ante estas quejas, desde la asociación de pozos aseguraron que Calles se comprometió a trabajar para que se endurezcan las penas en este tipo de casos.