Incogas, la empresa comercializadora de gas natural participada en un 70% por Encersa, la compañía que preside Fernando Roig para operar en el mercado energético y que aglutina a 24 empresas, recibió ayer en el puerto de Cartagena su primer cargamento de gas licuado para sus asociados azulejeros.

Se trata del primer envío del acuerdo firmado ayer para los próximos años entre Incogas y la sociedad argelina Sonatrach, lo que supone la culminación del reto de disponer de "gas competitivo", según Fernando Roig, presidente de Pamesa y Encersa.

Las empresas de Encersa representan el 40% del volumen de producción dentro del sector en España, y sus 51 plantas industriales, que consumen 1,8 bcm/año, suponen más del 4% del mercado industrial español.

Incogas, con sede en Murcia, es la única empresa comercializadora de gas independiente de las nueve existentes en el mercado español, con una facturación anual de unos 20 millones de euros. El objetivo de Roig es convertir la firma de ingeniería y comercialización de gas licuado en la suministradora de referencia dentro del sector cerámico en la provincia de Castellón.

Con la llegada del primer cargamento, Roig entiende que se ha demostrado que "la unión del sector ha hecho posible obtener un gas más competitivo dentro del mercado gasístico". Según Roig, el acuerdo firmado ayer con Endesa no significa que Encersa renuncia a conseguir gas en origen, tal y como demuestra el barco llegado ayer.