Comercial Castellonense de Cafés es fundada a finales de 1995, pero su historia comienza en 1966, cuando José Agut Boix comienza a tostar y envasar café, creando su propia marca, Cafés Joya. En sus comienzos, Agut tostaba personalmente el café y lo distribuía por los bares de la ciudad de Castellón con su propia bicicleta. Con el tiempo, los 30 kilos de café tostado que distribuía diariamente fueron creciendo y la empresa evolucionó, a partir de la contratación de un primer peón, incorporando más trabajadores y extendiendo su mercado al resto de la provincia, además de Tarragona y Teruel. A finales de los 80 nace Cafés Joya, y la sociedad se traslada del primitivo almacén en la calle Cabanes al Paseo Morella. La creación de la actual empresa es paralela al cambio generacional, asumiendo la dirección el hijo del fundador, Jorge Agut Alejandro.

En la actualidad, la empresa emplea a 19 personas y dispone de 10 vehículos de reparto y reparaciones. Hoy, Cafés Joya tuesta 1.000 kilos de café cada día y es una de las empresas nominadas en el certamen Empresa del Año que convoca Mediterráneo.

La firma afrontó a comienzos de 2005 cuatro nuevos retos para el ejercicio: aumentar sus zonas de distribución, ampliar su gama de productos, reestructuras sus instalaciones y seguir la línea ascendente en volumen de negocio y cartera de clientes.

EXPANSIÓN Respecto al primer objetivo, la empresa ha creado recientemente delegaciones en Getafe (Madrid), Valdepeñas (Ciudad Real), Marbella (Málaga), La Muela (Zaragoza), El Prat de Llobregat (Barcelona), Roses y Palamós (Girona). Asimismo, en breve Cafés Joya ampliará su ámbito de distribución con nuevos delegados en Alicante y Badajoz (que cubrirá también algunas localidades portuguesas).

En cuanto a la ampliación de la gama de productos, Joya ha introducido un nuevo formato de envase para nuestro café, envasado al vacío de café mezcla (80x20), café natural y café descafeinado en formato de paquetes de un cuarto. La idea sirve para introducir el producto de Cafés Joya en el segmento de los supermercados.

Por lo que se refiere a las instalaciones, la sociedad ha adquirido un nuevo local en Castellón al que se trasladará el servicio técnico de la empresa. Con ello se pretende que las instalaciones sitas en el Paseo Morella se dediquen exclusivamente al proceso de elaboración y almacenaje de los productos, separando las áreas de producción de la de prestación de servicios. Además, en el 2005 se ha renovado la mayor parte de la flota de vehículos, con la adquisición de seis nuevas furgonetas.