EL JUZGADO de Instrucción número 2 de Castellón ha admitido a trámite la querella presentada por Televisión de Castellón contra José Antonio Marzá por un presunto delito de coacciones por las interferencias que desde hace algunos días registra la señal de la emisora local, que se emite en el canal 39 de la UHF. Así lo asegura un comunicado remitido ayer por los servicios jurídicos de Televisión de Castellón. RD