El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, aseguró ayer que el volumen de negocio de esta entidad experimentó durante el pasado año "un ascenso de casi el 36% en el grupo y del 40% en la caja, alcanzando la cifra de más de 109.000 millones de euros en el balance consolidado". Según indicó durante la Asamblea General de la firma, este crecimiento ha hecho que el resultado después de impuestos de la entidad crezca más del 25% y el del grupo casi el 20%, siendo el beneficio atribuido de más de 332 millones de euros.

Olivas destacó que el activo total de Bancaja ha crecido por encima del 25%, y que ello "ha sido consecuencia de un incremento en los recursos gestionados que ha producido, a su vez, un impulso de la inversión crediticia, superando la entidad el 41% de crecimiento en esta magnitud, prueba de la confianza que inspiramos a nuestros clientes".

En un repaso de las principales acciones del 2005, el presidente de la entidad resaltó la culminación del plan de expansión de Bancaja fuera de la Comunitat Valenciana, con la apertura de 86 oficinas, lo cual ha supuesto tener presencia en todas las provincias españolas.

Por otro lado, subrayó algunas de las líneas estratégicas que mantendrá durante el presente año, como la obra social, que "va a continuar aplicando el plan estratégico aprobado", con atención a las líneas de jóvenes, desarrollo social y cultura, "bajo los criterios de eficiencia y de mejora de la visibilidad".

Uno de los objetivos de este año, según dijo, "es la extensión de la actividad a todo el territorio nacional" y resaltó la firma de convenios de colaboración con 32 universidades.