EL PASADO mes de agosto fue relativamente fresco en la provincia de Castellón y, en contra de lo que suele ser normal, con temperaturas 1,5 grados más bajas de media que las de julio, según informó ayer el Centro Meteorológico de Valencia. En Castellón, hubo en agosto 25,7 grados, 1,5 grados menos que en julio. La mayor diferencia de temperaturas entre los dos meses se registró en Morella, donde hubo 3,4 grados menos en agosto (20,0 grados) que en julio (23,4 grados). Por el contrario, julio fue un mes muy cálido en toda la Comunitat Valenciana. R.D.