Un total de 31 conductores de la provincia Castellón fueron sancionados en el 2005 por transportar a niños menores de 12 años en su vehículos sin los sistemas de retención infantil que marca la ley, según indicaron fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico.

A pesar del peligro que supone transportar a los menores sin una sujección adecuada, estos conductores fueron descubiertos por la Guardia Civil cuando llevaban a los pequeños sin las medidas de protección necesarias.

Actualmente la sanción por esta infracción conlleva una multa de 150 euros y la pérdida de tres puntos en el carnet.

Hay que recordar que el Gobierno aprobó el pasado 1 de septiembre una normativa por la que los niños de entre 3 y 12 años con una estatura inferior a 150 centímetros ya no podrán viajar en los asientos traseros sólo con el cinturón de seguridad, sino que deberán utilizar sistemas de retención homologados.