El presidente de la Apecc valoró ayer que el número de hipotecas suscritas por los castellonenses sea un 51% más alto que la media. Doménech justificó esta circunstancia porque "Castellón representa una buena oportunidad de inversión, tanto por la calidad medioambiental que disfruta, como por la rentabilidad económica, en función de las expectativas de crecimiento que señalan acreditados inversionistas".

Añadió que los datos del primer semestre del 2006 en transacciones inmobiliarias, proyectos visados y certificaciones finales de obra "han sido los más altos de los últimos años, lo que garantiza su dinamismo".