El portavoz adjunto del ejecutivo del Ayuntamiento de Castellón, Javier Moliner, destacó ayer que no comparte las críticas vertidas por los socialistas de Almassora, al valorar positivamente la licencia de obras concedida por la junta de gobierno para que Iberdrola Generación lleve a cabo en la central térmica una nueva planta de ciclo combinado, en el Serrallo.

El concejal de Urbanismo destacó que el consistorio se congratula de esta mejora en una de las industrias que más riqueza genera para la ciudad. "Lo valoramos positivamente porque va a suponer una reducción importantísima de las emisiones a la atmósfera".

Moliner explicó que, gracias al cambio de uso de energía de fue-oil por gas para la producción de la electricidad en el ciclo combinado, disminuirán las emisiones, "ya que deja de quemarse un producto muy contaminante como es el azufre y esto supone la reducción de 2/3 partes de la cantidad de gases que ahora se emiten".

El edil recordó que el Ayuntamiento se limita "a cumplir con la legalidad tras la DIA concedida por el Ministerio de Medio Ambiente". Más información en la página 17.