MÁS DE 300 personas participaron ayer en la comida de hermandad que organiza la asociación de jubilados el Saboner coincidiendo con el inicio del programa de actividades del curso. Al almuerzo asistieron también el alcalde, Alberto Fabra, acompañado de su esposa y los concejales Marisa Ribés, José Pascual, y Carmen Amorós. R.D.