El complejo Penyeta Roja de Castellón aplica novedosas técnicas terapéuticas a sus alumnos que están deparando resultados "muy positivos", según señalan desde el centro.

En el colegio de educación especial, en el que se forman 112 alumnos disminuidos psíquicos y con transtornos de personalidad, se desarrolla un programa de taichi encaminado a fomentar ámbitos tan dispares como la atención, los aspectos psicomotrices y la afectividad. Según los responsables del centro, "conseguimos transformar la visión de su problemática para hacerles conscientes de que pueden vivir su situación de forma más relajada, al tiempo que se les transmite amor y compasión".

Por otra parte, los responsables del colegio han elaborado su propio material didáctico, con la publicación de la colección El Duende de Cristal. El material "busca ante todo la comprensión, ya que la incomprensión genera y conduce hacia desequilibrios con uno mismo y con los demás", señalan.

Otra técnica novedosa es la que se aplica con perros adiestrados en el centro de acogida, que atiende a 20 menores de la provincia que por su problemática sociofamiliar necesitan un tiempo de estudio o se encuentran en situación de abandono o deterioro familiar grave.

Entre los beneficios que aporta la terapia hay que destacar "la compañía y el cariño recíproco entre la persona y el animal y, sobre todo, las cualidades terapéuticas, como el aumento de la autoestima y autocuidados, relajación y mejora de la sensibilidad táctil, mejora del equilibrio emocional y otras de carácter social, como el respeto por la convivencia".