La Conselleria de Infraestructuras ofreció el pasado año a la UJI, y al resto de universidades de la Comunitat Valenciana, unos presupuestos para poder llevar a cabo una serie de proyectos necesarios para mejorar los servicios y prestaciones. En total, tal y como indicaban desde la Conselleria de Infraestructuras a este periódico "el valor al que asciende el presupuesto es de 24 millones de euros". La finalidad de estas dotaciones económicas es que la UJI "tenga las mismas instalaciones que el resto de los centros de educación superior de las otras provincias valencianas y ofrezca los mismos servicios", indicaban fuentes de la Jaume I.

La Universitat Jaume I ha reunido la cantidad de 11 millones de euros para hacer frente a los nuevos proyectos que están pendientes. "Hay que tener en cuenta que estos once millones de euros se suman a los 24 que ha ofredico la Conselleria". Una cantidad con la que la universidad castellonense "conseguirá resolver su andadura para la equiparación al resto de las universidades españolas en cuanto a servicios e instalaciones de diversa consideración se refiere", apuntaban fuentes de la UJI.