La Generalitat ya aplica desde hace tres años en la provincia de Castellón una ley más dura que la que ahora propone el Gobierno central para prohibir el consumo de alcohol en menores y regular la venta y publicidad de las bebidas alcohólicas.

De hecho, el Anteproyecto de Ley de Medidas Sanitarias para la Protección de la Salud y la Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores que el pasado viernes fue aprobado en el Consejo de Ministros, prevé sanciones de cuantías muy inferiores a las que ahora ya se imponen en Castellón, según se desprende al comparar el texto estatal con la Ley sobre Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos, que fue aprobada en 1997 y modificada por la Conselleria de Bienestar Social en el 2003.

Actualmente, cometer una infracción leve en Castellón, como por ejemplo, que un local no exponga en un lugar visible para el público el cartel de prohibición de venta de bebidas alcohólicas a menores, puede suponer una multa de hasta 12.020,24 euros, mientras que en el texto del Ministerio de Sanidad contempla una penalización de 30 a 600 euros. Una infracción grave, como vender alcohol a menores, supone en Castellón una sanción de entre 12.020,25 a 60.101,21 euros, mientras que en el anteproyecto oscila de los 601 euros a los 10.000 euros. Por último, una infracción muy grave, como vender alcohol a menores en centros educativos, supone una multa de 60.101,22 a 601.012,10 euros y según el Ministerio conllevaría el pago de 10.000 a 600.000 euros.

En cuanto al resto de medidas, el anteproyecto es prácticamente igual a la ley valenciana, ya que prohíbe publicitar bebidas alcohólicas en el entorno de centros educativos, la venta de alcohol en gasolineras entre las 22 y las 0.7 horas y el consumo de alcohol por parte de menores en la calle, entre otras restricciones.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad explicaron ayer que "la ley que propone el Gobierno central es una copia de la que actualmente rige en la Comunitat", con la salvedad de que aquí "ya nació como una ley dura para erradicar el consumo de alcohol en menores".

Por su parte, fuentes del Ministerio de Sanidad indicaron que "hay que tener en cuenta que el texto, --que restringirá el consumo de alcohol a menores de 18 años en todo el territorio nacional-- todavía puede modificarse antes de ser aprobado".

En este sentido, los hosteleros de Castellón abogaron ayer por "proponer medidas más restrictivas que las que plantea el anteproyecto para luchar contra este problema tan grave que es el consumo de alcohol en menores", señaló a este diario Francisco Bayarri, de Agretur.

Por ahora, esta situación es justamente inversa a lo que sucede con la ley antitabaco, que a nivel estatal propone medidas más restrictivas para evitar el consumo de tabaco en lugares públicos, que las que planteó el decreto autonómico (que ha sido recurrido por el Ministerio).