Durante la primera quincena del mes de septiembre se han vendido en Castellón un 7,8% menos de turismos que durante las mismas fechas del ejercicio anterior, una tendencia que constata una "cierta ralentización del mercado automovilístico", según el presidente de Astrauto, Martirián Martín, y como publicó Mediterráneo.

El descenso, que desde el sector se justifica por los reiterados aumentos de los tipos de interés y el elevado endeudamiento de las familias, es menor al registrado en el conjunto del Estado, donde ha caído un 13%. Por contra, las ventas de vehículos de segunda mano, principalmente los de gama baja, van ahora en aumento.