El concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Tovar, anunció ayer una reestructuración de la Policía Local de Castellón "para estar más cerca del ciudadano" debido al aumento de los asuntos delictivos, la sensación de inseguridad, y el número de inmigrantes asentados "debido a la mala regulación de la inmigración". Tovar hizo estas declaraciones tras el almuerzo que mantuvo con el secretario autonómico de Interior, Luis Ibáñez, con el director general de Interior, Pedro Hidalgo, y con sus homónimos de Valencia y Alicante.

La queja generalizada de los tres ediles se centró, principalmente, en los trabajos que tiene que realizar este Cuerpo "y que competen a las Fuerzas de Seguridad del Estado". Además, Interior trabaja en el Decreto de Retribuciones y en el de Distinciones, así como en la carrera profesional de Policía Local.