La Conselleria de Infraestructuras y Transporte ya tiene realizado el estudio de planeamiento del AVE Castellón-Tarragona, que pretende poner solución al cuello de botella que supone el diseño actual y dar continuidad al corredor mediterráneo. La infraestructura supondría conectar a la capital de La Plana con Barcelona en poco más de una hora y con la frontera francesa en menos de dos horas. Además, contempla una parada en el aeropuerto de Vilanova.

Está previsto que el conseller Antón informe, en la mañana de hoy, al Gobierno valenciano del estudio, que se ha consensuado con la comunidad catalana y que trasladará próximamente al Ministerio de Fomento para que valore su ejecución.

La Conselleria ha planeado un itinerario de 82 kilómetros de longitud, que discurre paralelo al de la autovía de La Plana. Parte de Castellón y pasa por Borriol, la Pobla Tornesa, Cabanes, Benlloch, Vilanova, Torre Endoménech, les Coves, Salzadella, Sant Mateu, Xert, la Jana, Traiguera y Sant Jordi. El trazado vira hacia la costa y se acopla al actual tendido ferroviario en Vinar²s, a la altura del río Sénia, para seguir rumbo a Tarragona.

COSTE ELEVADO El coste del tramo entre Castellón y el límite de la provincia se estima en 950 millones de euros, muy superior al Valencia-Castellón. Esta diferencia de presupuesto se debe a lo accidentado de la orografía, como demuestra que en el trazado se prevén cinco túneles con una longitud de 12 kilómetros.

La ejecución del corredor situaría a la provincia en un lugar estratégico. Castellón quedaría a 20 minutos de Valencia, a una hora y 10 minutos de Barcelona y a una hora 55 minutos de la frontera francesa. Otra ventaja es que la Conselleria ha previsto una parada en Vilanova d´Alcolea, que estaría a una hora de Barcelona y a media de Valencia.

La propuesta de Infraestructuras pretende paliar los problemas que plantea el diseño actual del AVE. Fomento prevé una doble plataforma ferroviaria entre Madrid, Valencia y Castellón, pero, a partir de la capital de La Plana, todo el tráfico deberá discurrir por la plataforma actual, acondicionado para alta velocidad con el sistema de traviesa polivalente. Este estrangulamiento limita las posibilidades del corredor ferroviario, fundamental para mantener la competitividad de la provincia de Castellón.

La sociedad civil castellonense viene reivindicando que haya una continuidad en el AVE y que se contemple otra doble vía hacia Cataluña. Sin embargo, el Ministerio de Fomento solo tiene previsto, de momento, la conexión hasta Castellón, que está pendiente de que se liciten los proyectos de construcción.

PRESUPUESTOS El proyecto de Presupuestos Generales del Estado del 2007 han incluido, por primera vez, una partida de 17 millones para el AVE en la provincia, cuya culminación fija en el 2012, cuando desde Castellón se pide esté para el 2010.