La Unió ha solicitado a la Conselleria de Agricultura que condicione las ayudas públicas para la fábrica de zumos que se va a instalar en Sagunto a un comportamiento comercial adecuado de sus promotores con los productores, mediante la firma de contratos y el establecimiento de un precio digno en el campo.

Los agricultores señalan que la aportación de la Generalitat de unos 30 millones de euros para la fábrica Zuvamesa, que tienen previsto instalar 59 empresarios citrícolas en Parc Sagunt, "no puede realizarse a cambio de que los operadores comerciales no cumplan unos requisitos básicos que permitan que los beneficios del negocio citrícola lleguen a todas las partes del sector".