La Cooperativa Comarcal Bocoi se encuentra en plena campaña de recolección y elaboración de la cosecha de uva de este año. Este es un eslabón más de la gran cadena que conforma la laboriosa producción de vino. Hace apenas unos días que se inició la temporada y ya se han cosechado las variedades de macabeo blanco y tempranillo, la semana próxima se vendimiará el cavernet y garnacha y se dejará el monastrell para el final. Se presume una buena cosecha a tenor del buen color que está sacando así como su graduación ideal.

Respecto a la cantidad total, podría ser aproximadamente como la campaña anterior, es decir, unos 180.000 litros. Jesús Andreu, presidente de Bocoi, explica que después de tres o cuatro años de preparación, ahora los viñedos de Benlloch, Cabanes y Vilanova, pertenecientes a la cooperativa, se encuentran en óptimas condiciones. Esto se debe al cuidado y control tanto de la uva como de las cepas así como del propio terreno. "Es un trabajo de todo un año coordinado por nuestro enólogo Eloy Haya", indica Andreu quien, además, ejerece de técnico de campo.

"A diferencia de nuestros mayores de hace 25 años, que solo se preocupaban de sacar muchos kilos, nosotros lo que hacemos es producir calidad", añade Andreu. Con esta consigna, los productores no cesan de realizar estudios y pruebas. Como novedad, este año, han experimento con 2.000 litros de macabeo, un nuevo caldo que se va a unir al de mesa y de crianza. Salud.