Miles de castellonenses de 31 colectivos y asociaciones de toda la provincia participaron ayer en una multitudinaria manifestación contra las tres plantas de residuos tóxicos proyectadas en Fanzara, les Coves de Vinrom y la Salzadella, organizada por las plataforma antivertederos de estas localidades.

Entre 5.500 y 6.000 personas, según los organizadores, y más de 4.000 según la Policía Local, recorrieron ayer el centro de Castellón con pancartas de rechazo a los proyectos de la Diputación de Castellón, coreando lemas como l´interior de Castelló no ser un abocador o ni tóxics ni perillosos, ni polítics mentirosos.

A su llegada a la plaza María Agustina, los manifestantes se concentraron entorno al ficus centenario y los organizadores pidieron "la retirada inmediata de los proyectos de los tres vertederos, puesto que, aunque la Diputación diga que los de les Coves y la Salzadella no están en marcha, la Conselleria asegura que siguen su curso".

Uno de los portavoces, Rafael Gascó destacó que "hace unos meses un vecino de esta plaza --en referencia al presidente de la Diputación, Carlos Fabra-- dijo que éramos un grupo minúsculo de ecologistas trasnochados, pero no somos tan pequeños y cada vez somos más". De hecho, la presidenta de la asociación de afectados Mestrets-Borriolenc, Lluisa Pere, anunció la creación de una Coordinadora de Collectius Comarques de Castelló "que integra a todas las agrupaciones que defienden el patrimonio natural de la provincia y denuncian las constantes agresiones al medio y un urbanismo especulativo".

Representantes de Les Coves y Sazadella explicaron que las plantas "supondrán que en un radio de 50 kilómetros se instalen tres vertederos de residuos tóxicos, lo que implicará que Castellón reciba basuras de otras provincias y que sea el territorio con mayor concentración de este tipo de vertederos en España", (donde existen 8).

Por ello, los manifestantes pidieron que "se racionalice la industria y los residuos que esta genera" y exigieron "que sea la Conselleria la que estudie el emplazamiento de estas plantas y las no empresas privadas que miran por sus intereses".

La marcha contó con la presencia de la coordinadora general d´Esquerra Unida, Gl²ria Marcos, los diputados autonómicos Ramón Cardona (EU) y Carles Arnal (Els Verds) y el presidente del Bloc, Josep Maria Pañella.